Y tú, ¿cuántos seguidores tienes?

El artículo de hoy es una reflexión sobre el valor que tienen en la actualidad los seguidores en redes sociales, y sobre todo, la importancia de saber utilizar esas comunidades de forma correcta. Y esta reflexión nace a raíz de una noticia que he leído estos días en los periódicos y que me ha llamado poderosamente la atención.

Seguramente la mayoría conoceréis el vídeo del “cara anchoa”, que en las últimas semanas se ha hecho muy viral. Un youtuber, MrGranbomba, subió hace unas semanas a su canal un vídeo en el que un repartidor le daba una bofetada por haberle llamado “cara anchoa”. Algo que en principio parecía gracioso, ha terminado por convertirse en casi una pesadilla para el youtuber. Tal ha sido el aluvión de críticas que ha recibido, que MrGranbomba ha borrado todos sus vídeos y ha decidido dejar pasar el tiempo para limpiar su imagen.

Los seguidores en las redes sociales, ¿cantidad o calidad?

Pero es aquí cuando entra en acción la marca alicantina de gafas Hawkers que, aprovechando el revuelo, ha comprado el canal de Youtube de MrGranbomba, con más de medio millón de suscriptores. Si tenemos en cuenta que el canal original de Hawkers tiene tan solo 1.500 suscriptores, puede parecer una jugada maestra. Por una parte, Sergio Soler, el youtuber, gana dinero (no sabemos cuánto, aunque se habla de un millón de euros) por vender un canal que pretendía cerrar, y por otra, Hawkers gana casi 500.000 seguidores de la noche a la mañana. Un negocio redondo, ¿no creéis?

El problema aparece cuando tras la compra, el canal (antes de MrGranbomba y ahora de Hawkers), empieza a perder suscriptores. Parece que entonces la jugada no le ha salido tan redonda a Hawkers… ¿o sí?

Sabemos que Hawkers es una marca que tiene muy pero que muy estudiado el entorno digital y especialmente las redes sociales. Por eso esta decisión que a priori puede parecer desacertada, puede reportarles más beneficios de los que pensamos, dependiendo de su estrategia y de sus objetivos. ¿Buscan hacer ruido, salir en los periódicos, estar en la palestra?

Mi opinión de todo esto es que, lo que es fácil de conseguir es fácil de perder, y en el entorno digital hay que tener especial cuidado con eso. Los seguidores en redes sociales, en este caso suscriptores, son como los amigos: hay que cuidarlos, escucharlos, mimarlos… Un amigo te quiere por cómo eres y  por lo que le aportas, ¿verdad? Pues lo mismo ocurre con los followers en las redes sociales. Si dejas de ser tú para convertirte en otra persona, perderás amigos por el camino.

Seguramente Hawkers obtendrá beneficios con esta jugada, veremos de qué tipo, pero también creo que su imagen de marca puede verse afectada. Cuesta muchísimo trabajo conseguir seguidores en redes sociales, y “comprarlos” es algo que no está bien visto (podemos discutir también si es ético o no :D).

Creo que tanto las empresas como los profesionales que tienen una marca personal en Internet deben centrarse en ofrecer productos, servicios y contenido de calidad a sus seguidores. Sólo de esa forma conseguiremos que nos quieran por lo que somos y por lo que somos capaces de dar. Como diría Leonardo Da Vinci, quien siembra virtud, fama recoge.

Comparte esta idea:
  • Print
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • email
  • LinkedIn
  • RSS
  • Twitter

Acerca de Julia

A Julia Crespo le entusiasma la comunicación online y el marketing digital, especializada en el marketing de contenidos y la gestión de redes sociales.
Esta entrada fue publicada en Lluvia de Ideas Blog. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *