La bio: tu tarjeta de presentación en Internet

Enfrentarse a un folio en blanco (o una hoja de Word vacía) es siempre un gran reto, pero lo es aún más si lo que tienes que escribir es tu biografía. Ahora, con Internet, cuando hablamos de biografías nos referimos a la bio de las redes sociales y a la sección “Sobre mí” o “Quiénes somos” de un blog o web de empresa.

Y para superar este reto, el primer paso es hacer examen de conciencia y establecer qué quieres que la gente sepa de ti. Pero antes de eso hay que conocerse a un@ mism@, y ésta es una de las cosas más difíciles que existen. No lo digo yo, lo dice Benjamin Franklin: “Hay tres cosas extremadamente duras: el acero, los diamantes y el conocerse a uno mismo”.

Por lo general, creemos que tiene más sentido que los demás hablen sobre nosotros mismos porque son más objetivos. Pero la realidad es que nadie puede llegar a conocernos como nosotros mismos (si hacemos un esfuerzo para lograrlo). Además, eres tú quien debe elegir qué quieres que la gente conozca sobre de ti.

Follow me - Sígueme en redes sociales

En este post quiero daros algunos consejos sobre cómo escribir una bio que guste y que los lectores encuentren atractiva. Espero que os sirvan 😀

No la dejes en blanco

Es la regla número uno. Si todas las redes sociales incluyen un espacio para escribir una bio, por algo será, ¿no? Si existe este espacio es porque la gente lo demanda, la gente quiere saber sobre ti (y sobre todos), especialmente si están planteándose contratarte. Por tanto, ponlo fácil y escribe para que la gente pueda conocer un poco más de ti y tu trabajo.

Habla sobre ti

Si escribes tu bio o un texto para la sección “Sobre mí” de un blog o una web, es obvio que debes hablar sobre ti, pero ve al grano. Los lectores, que pueden ser potenciales clientes, quieren saber lo que haces, tu experiencia, tu forma de ser, de trabajar… pero quieren información concreta. No hagas un texto literariamente atractivo pero vacío de contenido.

Destaca lo que te diferencia de los demás, lo que te hace único

Las bios siempre tienen una parte comercial, porque en definitiva lo que buscas es gustar a los demás para que “te compren”. Por eso es muy importante que subrayes lo que te diferencia de otras personas, lo que te hace únic@.

En mi caso, siempre destaco que me rodeo de los mejores (personas y profesionales). Creo que es una virtud que me ayuda a aprender y crecer cada día.

Añade algo más

Un punto importante que yo valoro mucho es que las biografías incluyan pinceladas de cómo es esa persona realmente, de lo que le gusta, lo que lo mueve… Pequeñas curiosidades, casi anecdóticas, que nos definen en muy pocas palabras.

Yo, por ejemplo, suelo hablar siempre en mis bios sobre Nadal y el Atleti. Creo que mencionándolos, la gente puede entender parte de mi filosofía de trabajo, de vida… sin necesidad de dar muchos más de detalles. Esto tiene una cara negativa y es que puede dar pie a que la gente tenga prejuicios sobre ti y que se creen animadversiones. Pero creo que es un riesgo que hay que correr.

Extensión de la bio

La extensión dependerá del lugar en el que se vaya a incluir. Por ejemplo, la bio de Twitter tiene un máximo de 160 caracteres, la de Instagram 150… Por tanto, tienes dos opciones: adaptar la información que hayas escrito sobre ti a ese espacio, o escribir directamente tu bio para ese número de caracteres. Mi recomendación es siempre que hagas un texto completo, porque así hablarás de todo lo que eres, lo que haces, lo que te gusta… y a partir de ahí podrás hacer un buen resumen y seleccionar lo que quieres incluir.

Crea intriga

En este tipo de textos, sobre todo los que tienen una extensión reducida, el reto es crear curiosidad y conseguir que la gente quiera conocerte. Es decir, por una parte, necesitas que empiecen a leer y continúen hasta el final, y por otra, que les guste lo que leen y quieran ponerse en contacto contigo (bien por trabajo, bien porque les interesa lo que dices…).

Por tanto, del mismo modo que todos pensamos, repensamos y medimos todo lo que ponemos nuestro currículum, creo que deberíamos empezar a cuidar mucho más nuestras bios. Son nuestra tarjeta de visita en Internet.

Comparte esta idea:
  • Print
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • email
  • LinkedIn
  • RSS
  • Twitter

Acerca de Julia

A Julia Crespo le entusiasma la comunicación online y el marketing digital, especializada en el marketing de contenidos y la gestión de redes sociales.
Esta entrada fue publicada en Lluvia de Ideas Blog. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *