“El que se queda quieto, se oxida”

El post de esta semana se lo dedico a la formación, centrándome en la necesidad que tenemos los profesionales de hoy en día (de cualquier sector), de mantenernos actualizados en nuestras materias. ¿Y por qué digo “los profesionales de hoy en día”? Pues porque ahora las tecnologías avanzan a pasos agigantados, y eso nos obliga a actualizarnos para no quedarnos atrás, además de porque cada vez hay más competencia. Y “el que se queda quieto, se oxida”, así es.

La formación continua y el reciclaje profesionalEn mi caso personal, más bien profesional, me dedico al marketing digital, que es una materia en constante evolución, como casi todas, pero con el plus de que es una “disciplina” muy reciente. Mientras yo hacía la carrera, y no fue hace tanto, no había estudios ni grados universitarios para formarse en este campo. Lo que había era cursos especializados o postgrados para quienes, viniendo del marketing tradicional, querían desarrollarse en la rama digital.

A esto hay que sumarle que en marketing online todo está relacionado y aunque te especialices en una materia concreta, debes estar al día de todo lo que rodea a tu actividad. Y eso requiere un constante esfuerzo de formación continua.

Cuando hablo de formación, entendedme, no me refiero exclusivamente a formación de posgrado presencial tipo máster o curso  experto, sino también a formación online e incluso al seguimiento continuo de blogs de referencia en tu sector y libros especializados. Da igual la forma que elijas, porque dependerá de tu actividad, tu disponibilidad de tiempo y de muchas otras variables, pero mi recomendación es siempre no dejar de aprender nunca.

De verdad, hay infinitas formas de reciclarse y de mantenerse al día, sobre todo desde hace unos años, gracias a Internet. Elige la opción que más se adapte a tus circunstancias y posibilidades, pero no pares. Lee, participa en webinars, tutoriales, blogs especializados, cursos online o MOOCs… lo que quieras, pero no pares.

En mi bio de esta web cito una frase de Hesiodo que la tengo grabada a fuego, porque es lo que mis años de universidad y ahora de postgrado me han enseñado: “la educación ayuda a la persona a aprender a ser lo que es capaz de ser”. La formación es el impulso que muchas veces nos falta (quizás de confianza en nosotros mismos, quizás de apertura de mente), para crecer en el ámbito profesional e intelectual, pero también como personas.

Cuando te formas, cuando estudias, cuando pones tu mente a prueba, te das cuenta de lo que realmente eres capaz de hacer, y sobre todo, lo que eres capaz de ser.

Comparte esta idea:
  • Print
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • email
  • LinkedIn
  • RSS
  • Twitter

Acerca de Julia

A Julia Crespo le entusiasma la comunicación online y el marketing digital, especializada en el marketing de contenidos y la gestión de redes sociales.
Esta entrada fue publicada en Lluvia de Ideas Blog. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a “El que se queda quieto, se oxida”

  1. Pingback: Claves para el éxito - Arancha Merino, Francisco Alcaide y Robert KiyosakiStudio Ideas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *