Entrevistas offline vs entrevistas digitales

Por motivos que ya contaré más adelante en este blog, actualmente estoy haciendo muchas entrevistas, y es curioso cómo los medios digitales han cambiado la forma hasta de hacer y redactar entrevistas.

Recuerdo que en la carrera de Periodismo nos enseñaron unas pautas, enfocadas a los medios de comunicación tradicionales, que nada tienen que ver (o casi nada) con la forma de entrevistar que tenemos ahora.

Entrevistas digitales vs entrevistas offlineEn este artículo quiero destacar algunas grandes diferencias, y también grandes similitudes, de las entrevistas tradicionales y de las entrevistas que se realizan para medios online.

En un lugar neutral

La recomendación era siempre realizar la entrevista en un lugar neutral, es decir, ni en territorio del entrevistado ni en el del entrevistador. Si se hace en el del entrevistado, puede ocurrir que no se prepare la entrevista, que no le dé toda la importancia que tiene o que si, se hace en su lugar de trabajo, por ejemplo, tenga constantes interrupciones.

Sin embargo, si se hace en territorio de la persona que entrevista, el entrevistado puede sentirse incómodo, nervioso y puede necesitar más tiempo para sentirse a gusto y hacer una buena entrevista.

Ahora, la mayoría de las entrevistas se realizan por skype o incluso por email (mandas las preguntas por correo electrónico y te las devuelven respondidas. Desde mi punto de vista, siempre hay que intentar ver la cara al interlocutor, porque muchas veces (la mayoría), los gestos hablan más que las palabras.

 ¿Grabar o tomar notas?

No todos los entrevistados quieren que grabes la conversación que vas a tener con ellos, sin embargo para mí es algo esencial, ya que es la única manera de reproducir exactamente sus palabras, sobre todo en temas que pueden ser peliagudos. Además, el hecho de estar tomando notas durante toda la entrevista, sin mirar apenas a tu interlocutor, hace que en lugar de ser en una conversación, se convierta en un monólogo sin complicidad.

Las preguntas más incómodas o personales, al final

Algo que creo que no ha cambiado es esto. Hay que hacer sentir cómodo al entrevistado desde el primer momento, para poder sacar el mayor jugo posible a la entrevista. Jamás puedes lanzar una pregunta bomba a tu interlocutor sin apenas conocerle o recién iniciada la conversación (a no ser que tengáis mucha confianza y sepas que eso no va a influir en el desarrollo de la entrevista). Hay que ir de menos más.

El titular, coherente y atractivo

La forma de titular es algo tampoco ha cambiado apenas, ya que el objetivo sigue siendo el mismo: atraer al lector para que siga leyendo la entrevista. Pero no debemos olvidar que, además de buscar un buen titular, debemos intentar que resuma gran parte de la entrevista o al menos mencione alguno de los temas más importantes que se han tratado en ella (no los más sensacionalistas). Ocurre, en multitud de ocasiones, que leemos un titular realmente interesante, pero que en el desarrollo de la entrevista apenas ni se menciona ese tema. Huyamos de esto, por favor.

Como siempre, si tenéis comentarios o ideas para incluir en este post sobre las entrevistas digitales, estaré encantada de leeros e incluirlas aquí 🙂

Comparte esta idea:
  • Print
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • email
  • LinkedIn
  • RSS
  • Twitter

Acerca de Julia

A Julia Crespo le entusiasma la comunicación online y el marketing digital, especializada en el marketing de contenidos y la gestión de redes sociales.
Esta entrada fue publicada en Lluvia de Ideas Blog. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *