#DebateEnRosa ¿Buen precio o calidad?

Cuando analizamos un producto y lo comparamos con otros, solemos centrarnos en dos variables: el precio y la calidad.

En cuanto al precio, solemos buscar productos asequibles que no sobrepasen el presupuesto de que disponemos o la cantidad que consideramos razonable.

La calidad es la otra variable que tenemos en cuenta. Podemos definirla como la capacidad de satisfacer las necesidades o expectativas de los clientes. Es un concepto subjetivo, ya que cada uno tenemos nuestras propias expectativas y nuestras necesidades quedan satisfechas con cosas diferentes.

Como dice Kearns, en la calidad no hay línea de meta. Ningún producto ni servicio se ve perjudicado cuanto mayor es su calidad, sino al revés. La calidad, definida como la capacidad para satisfacer las necesidades, incrementa el valor de cualquier producto y lo convierte en más atractivo para el consumidor.

Sin embargo, el hecho de que un producto sea muy barato puede llevarnos a pensar que no tiene la calidad suficiente y hacer que no lo compremos.

Nuestra recomendación es buscar siempre la calidad en vuestro producto o servicio. Ésa es la mayor y más eficaz característica para diferenciaros de la competencia y con la que conseguiréis fidelizar a vuestros clientes.

Pero, ¿qué opináis vosotros? ¿La calidad es siempre la variable más importante a la hora de comprar un producto o elegir un servicio? ¿O hay ocasiones en que el precio es lo más importante?

El debate está servido 😉

Comparte esta idea:
  • Print
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • email
  • LinkedIn
  • RSS
  • Twitter

Acerca de Julia

A Julia Crespo le entusiasma la comunicación online y el marketing digital, especializada en el marketing de contenidos y la gestión de redes sociales.
Esta entrada fue publicada en Lluvia de Ideas Blog y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.