#9Songs – Mejor grupo musical del siglo XXI

Arcade Fire

No pensé que pudiera provocar tanta curiosidad cuando desvelé que los invitados a las #9Songs de esta semana eran “el mejor grupo musical nacido en el siglo XXI”. Di por supuesto que no habría dudas sobre su identidad, pero recibí amenazas tipo “me borro de #9Songs si son Kings of Leon”, que me dejaron percibir cierta inquietud. Solo un matrimonio adorable adivinó mis intenciones: la mejor banda que ha parido este siglo nació en Canadá y se llaman Arcade Fire. ¿Decepcionados? Tengo nueve joyas para convenceros y pienso utilizarlas:

Rebellion (Lies) – [Funeral 2004]: Fue el cuarto single de su primer trabajo, el debut que nos dejó temblando en 2004. Funeral está marcado por la muerte de varios familiares de los componentes del grupo. Y se nota. Es un disco oscuro y triste, pero con momentos de enorme fuerza, como este Rebellion (Lies) al que tengo especial cariño. Fue el primer tema de Arcade Fire que escuché, acompañando una escena de Six Feet Under: no hay mejor banda sonora que Funeral para una serie tan salpicada de vida y de muerte. Flechazo absoluto con la canción, con ese piano machacón y con el grupo. Hasta hoy.

It’s Never Over (Oh Orpheus) – [Reflektor 2013]: Nueve años después, Arcade Fire han crecido, aunque ya eran enormes desde su nacimiento (y no lo digo porque en sus directos casi haya más gente sobre el escenario que entre el público, que también). Se han hecho mayores y son más insolentes, más vanidosos, por lo que pueden permitirse sacar un disco doble, canciones de 7 minutos, exigir dress code en sus conciertos y todo ese tipo de absurdeces con las que nos torturan desde hace meses. En lo que a mí respecta, mientras sigan derrochando talento en temas como este, estoy dispuesta a dejarme pisotear el vestido de Nochevieja en el Primavera Sound.

(Antichrist Television Blues) – [Neon Bible 2007]: Aunque Funeral es su disco más aclamado, yo siento especial debilidad por Neon Bible ¿Cómo no enamorarse de un grupo que compra una iglesia en ruinas y contrata una orquesta húngara para grabar su álbum? Esta canción nunca fue single, pero me gusta especialmente. Solo hay una cosa que me fastidia bastante de ella: que se acabe.

Sprawl II (Mountains Beyond Mountains) – [The Suburbs 2010]: Después de dos trabajos tan impresionantes, faltaba la confirmación. Y vaya si llegó. The Suburbs acaparó todos los premios posibles, muy buena crítica y el apoyo del público. Una de las canciones más especiales del disco es ésta. Arcade Fire tienen su propia Björk en la banda, Régine Chassagne, perfecto contrapunto a su marido, Win Butler, que canta la mayoría de las canciones. Él pone la fuerza y ella la dulzura: el matrimonio perfecto.

No Cars Go – [Neon Bible 2007]: Arcade Fire son tan especiales que conocen un lugar mágico al que no llegan coches, ni aviones, ni barcos, ni naves espaciales, ni metro (no, no es Málaga). Si quieres saber cómo llegar, te dan instrucciones detalladas en esta canción, así que atento, que igual ya has estado allí y no te has dado ni cuenta.

Ready to Start – [The Suburbs 2010]: La bofetada definitiva. El single que necesitaban para dejar al mundo (a los nuevos y a los escépticos) con la boca abierta. Ready to Start es perfecta, optimista, potente. Imposible resistirse a esa línea de bajo, a ese Nooow I’m reaaady to start y a esa letra tajante (You say can we still be friends? If I was scared, I would. And if I was bored, you know I would. And if I was yours, but I’m not). Parece que Arcade Fire estaban, por fin, listos para empezar… a triunfar.

Reflektor – [Reflektor 2013]: Mientras mezclaban su último disco, la banda tuvo una ilustre visita en el estudio: David Bowie. Le gustó tanto este primer single, que les ofreció colaborar en él, pero luego se lo pensó mejor: “En realidad, no debería colaborar. Debería robaros la canción y quedármela para mí”. Suerte que Mr. Bowie es un caballero y, al final, se conformó con prestar su voz a los últimos minutos del corte.

Ocean of Noise – [Neon Bible 2007]: Cuando se ponen románticos, son para llevártelos a casa. Buena parte de la magia de su sonido se debe a la gran cantidad de instrumentos que utilizan, lo que les convierte en una miniorquesta cuyo sonido pone los vellos de punta. Atentos al final de este Ocean of Noise: si no os emociona, hacéoslo mirar.

Wake Up  – [Funeral 2004]: El himno que toda “mejor banda de lo que sea” que se precie debe tener. Como el Pride (In the name of love) de U2, pero más épico todavía. La canción que debes cantar en sus conciertos como si no hubiera un mañana. Y si no te sabes la letra, no pasa nada: te desgañitas en ese Ohhhh ohhhhh ohhhhhh y también vale. Ni Bowie (otra vez) pudo resistirse, de retiro como estaba, a subirse con ellos al escenario y cantarla. Seguro que mejoró sus problemas cardíacos: doy fe de que la música de Arcade Fire sana el corazón.

Charlotte Sometimes

Playlist de Spotify aquí.

Playlist de Grooveshark aquí.

Comparte esta idea:
  • Print
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • email
  • LinkedIn
  • RSS
  • Twitter
Esta entrada fue publicada en Hilo Musical y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.